1. Los pacientes nuevos y los probablemente débiles, como los ancianos y los niños, deben ser punturados en decúbito supino.

2. En pacientes que están anticoagulados o que presentan discrasias sanguíneas es preferible utilizar Moxibustión. En caso de aplicar Acupuntura, realizar puntura superficial y prestar especial atención al posible sangrado al retirar la aguja.

3. Recomendar a todos los pacientes durante las primeras sesiones que tengan cuidado al conducir inmediatamente después de la sesión de tratamiento.

4. Utilizar técnica estéril.

5. Las agujas semipemanentes presentan un mayor riesgo de infección para el paciente. Es prudente evitar su uso en diabéticos, pacientes oncológicos, pacientes con prótesis (cardiacas, articulares, marcapasos...), ancianos, pacientes inmunodeprimidos.

6. Preguntar siempre al paciente si es propenso a padecer dermatitis o si tiene alergia a los metales.

7. Para evitar causar un neumotórax es prudente punturar con mayor atención los siguientes puntos: 21VB, 21 B, 15 SJ, 12 E, especialmente en pacientes asmáticos, con EPOC y fumadores.

8. Punturar exclusivamente zonas de piel sana.

9. Hay que tener especial cuidado al punturar a pacientes con grave deterioro del estado general, para evitar agotar su escasa energía.

10. Realizar puntura oblicua en el esternón a la altura del corazón para evitar un posible foramen esternal medio.

11. Informar a la Sociedad de cualquier efecto secundario que se sospeche o se compruebe (utilizar el formulario proporcionado).

intrusismo2